Muchas veces cuando sufrimos algún tipo de lesión, la cual pudiera ser muscular, del tipo de luxaciones, desgarres musculares o esguinces, además de algunas otras derivadas de los músculos, lo común es recurrir de inmediato al doctor o ingerir medicamentos en contra de los dolores, anti inflamantes, o similares, pero este tipo de tratamientos, aunque no es algo totalmente malo, una opción muy buena y recomendable es la fisioterapia, en donde no se requiere ingerir ningún tipo de medicamentos.

Para esto lo necesario en acudir a una clínica fisioterapia, en donde podremos recibir los tratamientos necesarios para recuperarnos de la lesión que nos aqueja. Ahora, los tratamientos de fisioterapéuticos son muy variados, por lo que esto dependerá del tipo de lesión que tengamos al igual que de la parte del cuerpo que presente la lesión.

Los tratamientos son variados, por ejemplo, en el caso de tener lastimada una mano, con luxación, se requiere aplicarse tratamientos de coque de temperatura, aplicando calor y frio a la mano de manera alternada, es decir, se sumerge la mano lastimada en un balde de agua helada por algunos minutos, y de inmediato se saca y se mete en otro balde de agua caliente, esto se hace por algunas otras ocasiones de manera alternada, y se requiere repetición por lo menos entre 3 y 4 veces a la semana.

Además de esto, se suele utilizar como parte de la rehabilitación para las manos, en donde se requiere moverla dentro de arroz, frijoles, lentejas y otros granos de diferente textura y tamaño, esto con la finalidad de recuperar la sensibilidad de las extremidades, además de obtener la fuerza normal y la movilidad de esta.

Otro tipo de prácticas que se ponen en uso en una clínica fisioterapia, con el fin de mejorar la rehabilitación es utilizar juegos con formas y texturas diferentes, tales como pelotas, cubos, aros, y cualquier tipo de formas, estas en materiales diferentes pero por lo regular de bajo peso, y que se van aumentando de peso conforme se vaya recuperando fuerza. Con esto se trata de recuperar la habilidad de mover la mano con la misma agilidad de antes de sufrir la lesión.

El obtener una rehabilitación completa, sin necesidad de recurrir a medicación es algo que le hace un bien tremendo al cuerpo, además de que si bien estos medicamentos ayudan a lidiar con el dolor de una manera más tranquila, los medicamentos en realidad no hacen nada por rehabilitar la extremidad o parte del cuerpo que se haya lastimado, puesto que es totalmente necesario recurrir a fisioterapia para tener una recuperación completa y satisfactoria.

Esto es independiente de que la lesión haya sido grave o no, puesto que es común que se requiera asistir a una clínica fisioterapia después de una operación por fractura o fisura, al igual que cuando no se requiere operación, de la misma forma que cuando se trata de una lesión menor. Por lo que es algo que es muy recomendable, pero más aun es una necesidad.