Antes que nada definamos que es un periodoncista, bueno, un periodoncista es el medico odontólogo el cual tiene como especialidad el cuidado de las encías y a su vez se encarga de prevenir, diagnosticar y tratar cualquier enfermedad o anomalía que le pueda ocurrir a la encía. Ahora bien, algunas de las alertas con la que se debe acudir al periodoncista podemos mencionar las siguientes:

  1. Sangrado espontaneo de las encías o al lavarse los dientes
  2. Encías extremadamente sensibles
  3. Dientes muy sensibles
  4. Los dientes se pueden mover
  5. Aliento desagradable

Si la persona es afortunada entonces presentará alguno de estos síntomas, ya que la periodontitis es muy silenciosa y ataca sin que nos demos cuenta, sin sentir algún tipo de malestar o algún dolor, no se siente absolutamente nada, y es por esta exacta razón que se debe acudir periódicamente al periodoncista para descartar algún tipo de enfermedad que pueda dañar las encías sin que nos demos cuenta.

Aunque este tipo de problemas no es muy tomado en cuenta, ya que solo se toma como una simple lesión durante el cepillado, y dejarlo pasar puede ser un error grave, ya que esto se puede ir agravando con el paso del tiempo, es mejor ir a donde el médico especializado desde que se empezó a notar el percance, para así él logre determinar la manera más sencilla para curar dicha sensibilidad, ahora bien, si se deja pasar entonces puede que se lleve mucho más tiempo en el tratamiento y costará mucho más trabajo curarlo.

Ahora bien, las enfermedades más comunes de este tipo se pueden mencionar la periodontitis y la gingivitis, aunque además de estas existen muchas enfermedades más, y a su vez, los tratamientos que se realizan para estos casos podemos mencionar:

  1. Raspados y alisados en toda el área de la encía
  2. Cirugía especializada en la encía
  3. Mantenimiento de la encía
  4. Cirugía de reposición
  5. Gingivectomias
  6. Alargamientos de la corona
  7. Injerto del tejido conectivo
  8. Injerto de la encía
  9. Técnicas de regeneración tisular y ósea

Ahora bien, el periodoncista al hacer un examen visual de la boca del paciente utilizando un espejo y una sonda periodontal, esta sonda es un instrumento el cual está marcado en la punta con milímetros, gracias a esto el medico periodoncista podrá medir si existe alguna bolsa en las encías y así diagnosticarlas. Siempre en el primer examen el médico especializado debe hacerlo con un periodontograma, este instrumento es un diagrama especifico en el cual se deben observar las condiciones siguientes:

  1. Profundidad de la bolsa al sondaje
  2. Recesiones o expansiones de la encía
  3. Dientes móviles
  4. Furcas salidas
  5. Sangrado y supuración

Además de esto, se le hace al paciente un examen radiológico mediante una serie de radiografías periapicales, gracias a esto se puede observar mejor la altura del hueso alveolar y el costado de la cresta ósea y es así si se sabe si existe algún tipo de anomalía de perdida ósea.