Distribuir zapatos al detalle es un negocio que muchos lo toman y son exitosos, adquirir una franquicia de zapatería es un gran negocio, pero vamos a un poco más al detalle, las zapaterías infantiles es un mercado un poco más pequeño, pero siempre con un alto volumen de ventas al año, lo que hace significar un retorno bastante atractivo, ya que los materiales a usar no son muchos y la mano de obra disminuye bastante, pero los precios pueden ser elevados.

Vender zapatos de bebés

En cada lugar existe una variante en cuanto a la venta de zapatos, en ciertos lugares puedes vender zapatos cerrados más que los abiertos, en otros zapatos brillosos, otros zapatos suaves, esto depende de la cantidad de dinero que tienen las personas en los alrededores y también la calidad de vida.

Media vez identificando que clases de zapatos puedes vender, debes de calcular cuántos zapatos vas a vender, te puedes dar una idea con respecto a zapaterías que estén a los alrededores, siempre existirá una zapatería, si existen pocas zapaterías y con muy poco stock, es algo de preocupación, analiza por qué no compran las personas zapatos.

Si vez que existen zapaterías y que son de marcas prestigiosas, hay una mina de oro, aunque tus zapatos no sean de una marca reconocida, si haces un buen trabajo en escoger la calidad de zapatos, puedes hacer mucho dinero.

Comprar o hacer tus zapatos

Existen muchas ventajas y desventajas en cada idea, comprar tus zapatos o hacerlos tú mismo.

Comprando los zapatos: Muchos zapateros de excelente calidad te pueden dar un crédito, el cual puedes aprovechar para arrancar, puedes escoger y hasta hacer compras en consignación, lo cual sería fabuloso. Que es consignación, es todo aquel producto que no vas a pagar a menos que lo hayas vendido.

Haciendo tú los zapatos: Las ventajas son obvias, vas a tener un margen más grande de ganancias, e incluso si tienes el taller en la sala de venta, muchas personas tienen una afinidad a todo lo que está hecho a mano y le toman más aprecio.

Cómo calcular las ganancias de las ventas de zapatos

Si bien no es una ciencia exacta, podemos decir ciertas cosas que pueden ayudar a calcular de manera cercana los gastos y ganancias.

En un papel o en la PC puedes apuntar: Gastos y Costos de producción, los cuales son: cuero, pegamento, tachuelas, hilo, suelas, forros, salario de empleados, tu propio salario, electricidad, agua potable, y muchas otras cosas, si es en consignación, es un poco diferente, solo debes de reducir todos los materiales a compras de productos.

Las ganancias pueden ser, por las ventas de los zapatos, servicios de reparación de calzado, hasta puedes poner tu propia escuela para aprender a hacer zapatos y cobrar. Todo puede ser un extra para subsistir en los tiempos malos.

El resultado debe de ser por lo menos un 30% de ganancia, todo negocio que te genere menos de esa cantidad, estamos hablando de un negocio en peligro de quiebra, esta es una, pero también el producto debe de moverse a un ritmo sostenible, por un lado debes de ganar un 30% como lo decíamos anteriormente, pero también debes de ver cuántos zapatos al mes vendes, y sacar los gastos y las entradas y hacer la resta, si sacas por lo menos el doble de los gastos y costo de producción, el negocio está en buen camino.